Tratamiento de pisos

Cristalización de Pisos

Es un tratamiento específico, que se utiliza exclusivamente en pisos calcáreos, es decir, en aquellas superficies que presentan carbonato cálcico como el mármol, las piedras calizas duras y otras.

La cristalización consiste en dar una acción mecánica y una química. La acción mecánica se basa en el lijamiento de la superficie y la química consiste en la transformación que tiene lugar entre sustancias, que logran cerrar la porosidad del piso y obtener un efecto de protección y abrillantado mediante un producto cristalizador o vitrificador. Las principales ventajas de la cristalización de pisos son el ahorro del dinero que se gastaría en comprar ceras y selladores, una mayor facilidad de limpieza y el no tener que tomarse el trabajo de encerar y sacar brillo. Otra ventaja importante es que con la cristalización se logra que el piso no se raye, que no queden huellas y además se evitan todo tipo de olores. El mantenimiento consiste en realizar un barrido diario con un trapo impregnado de algún producto de limpieza en aerosol que ayude a remover el polvo y la suciedad incrementando el poder de limpieza, abrillantando la superficie tratada y protegiéndola. El barrido diario se debe hacer con un trapo un poco húmedo o usando jabón suave neutral. No se debe utilizar jabón alcalino ni tampoco ácido. La restauración se debe llevar a cabo de cuatro a doce meses, dependiendo del mantenimiento y movimiento diario de personas que tenga el piso en cuestión. La restauración consiste en lavar el piso con jabón neutral y en aplicar dos capas de cristalizador-sellador en las áreas desgastadas.

Consultar

Comuniquese a traves del siguiente formulario